A tener en cuenta sobre las avispas

Las avispas y las abejas son unos insectos bien conocidos por todo el mundo ya que si alguna vez te ha picado alguno, dificilmente se olvida el dolor. De ahí que sólo escucharlas volar, hay gente que sufre un extraño pánico. ¿Está justificado ese temor?

En realidad es difícil contestar esta pregunta, ya que depende de cada caso concreto. Lo que sí es cierto es que se estima que unos 800.000 españoles sufren reacciones alérgicas por picaduras de himenópteros y entre 15 y 20 pueden morir todos los años.

Avispa

Los himenópteros son un grupo de insectos que en la mayoría de los casos tienen 2 pares de alas membranosas con numerosas celdas, en este grupo encontramos a todas las especies de avispas, abejas y hormigas. Algunas de las especies del grupo han transformado su ovopositor en un aguijón, que suele estar asociado a una glándula de veneno.

Este grupo de insectos contiene más de 150.000 especies descritas. Se subdivide en dos sub-órdenes en función de si presentan un estrechamiento (o cintura) entre tórax y abdomen:

  • Symphyta: agrupa a avispas sierra, sin cintura.

    Avispa Symphyta

  • Apocrita: contiene el 90% de las especies, con cintura diferenciable entre tórax y abdomen. Pueden ser parasíticas (avispas parásitas con largos ovopositores y de pequeño tamaño) o Aculeata (formando parte avispas, abejas, hormigas… insectos sociales que viven en colonias).

    Avispa Apocrita

Picadura de avispa

El veneno de estos insectos puede causar desde síntomas leves como picor, urticaria e hinchazón local, a otros más graves como mareos, vértigo, náuseas, vómitos, hipotensión, broncoespasmos, pérdida de la conciencia y en algunos casos la muerte por choque anafiláctico. Por eso es importante consultar con el médico cuando se hayan producido síntomas graves después de una picadura de avispa o abeja ya que es probable que en una segunda picadura la reacción sea más grave.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta las no pocas traqueotomías que se han de practicar cada año, principalmente en verano, debido a la asfixia ocasionada por la picadura accidental en la boca o lengua al ingerir alguna fruta o alimento junto con una avispa. En algunos casos si no se atiende a tiempo puede derivar en la muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

6.426 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress