¿Cómo diferenciar las abejas de las avispas?

Es común alarmarse al ver un insecto volador amarillo revoloteando cerca. Aunque solemos creer que son abejas, muchas veces se trata de avispas y puede ser importante diferenciarlas. Esto se debe a varios motivos, y es que tanto abejas como avispas tienen diferentes comportamientos y por ese motivo, son especies que se tratan de forma diferente. Así que si tenéis dudas de cómo diferenciar estos animales o bien queréis entender mejor qué consecuencias tiene tener una colmena de abejas o un panal de avispas en casa, este artículo puede ayudaros a entender las diferencias básicas.

Para empezar iremos a las características físicas. Como se observa en la siguiente imagen sacada de http://guadanatur.es , las abejas (a la izquierda) son más redondeadas, de colores normalmente más apagados y cubiertas de pequeños pelos. Mientras que las avispas (a la derecha), son más estilizadas, con amarillos más intensos y no tienen ese bello en el tórax y patas.

A la izquierda abeja, a la derecha avispa

Si bien es verdad que para gustos colores, y esto es algo que pasa en la gran cantidad de especies de avispas y abejas que hay. Fácilmente encontraremos insectos de otras especies de avispas que presentan algunas diferencias o colores que no tienen nada que ver con los típicos, incluso hay especies de moscas que imitan la apariencia de las abejas o avispas para producir miedo y así sobrevivir. De todas formas, en la imagen anterior encontrábamos las especies más comunes y por lo tanto, las más probables de ver

Una vez diferenciadas físicamente, deberemos entender otras dos diferencias principales y básicas para las dos especies: una diferencia en su conservación y otra en su comportamiento.

Por lo que respecta, las abejas suelen alimentarse de néctar de las flores,  como resultado son muy importantes en la polinización de plantas. Esto tiene un papel muy importante para la naturaleza así como para la agricultura, ya que sin ellas el mundo sufriría un importante efecto económico

Abeja

Si nos encontramos con una colmena de abejas en nuestra casa, será importante que llamemos a un apicultor para que las retire, no se puede utilizar ningún insecticida debido a la importante función económica y ecológica que cumplen.

Avispa

Respecto a las avispas, estas son depredadoras y suelen depredar otros insectos, entre ellos las abejas. Esto hace que no estén conservadas (ya que tampoco están en peligro de extinción) y podrán tratarse si se forma un panal de avispas en nuestra casa. SEDESA realiza tratamientos en avispas  así que ante cualquier problema, no dude en llamarnos.

Tratar las avispas puede ser un proceso complejo, de forma que será necesaria la acción de un profesional con un traje especial para la ocasión.

Por último, hay la segunda diferencia importante, que es el comportamiento. Ambas especies difieren en un aspecto muy importante, y suele estar relacionado con la agresividad.Las abejas mueren cuando  pican mientras que las avispas no. Eso hace que las avispas suelan ser más agresivas que las abejas. Si las alteramos, será más probable que nos piquen en un intento de autodefensa.

De todas formas, las recomendaciones siempre serán las mismas. Ante la sospecha de que tenemos un panal en casa, deberemos intentar informarnos o pedir consejo a un especialista para saber ante que nos encontramos. Además, deberemos minimizar la actividad en las zonas afectadas y no dejar comida (especialmente fruta y alimentos con azúcares), ya que la comida les atraerá y hará que aumenten su actividad cerca de donde esta se encuentre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

6.426 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress