¿Eliminar ratas y roedores? ¿cuando y como?

Si algún día te has encontrado con el problema de tener roedores en casa, tu negocio. puede que el miedo invada tu cuerpo.

¡CALMA!  te explicaremos que puedes hacer.

Pero antes es importante entender qué frecuencia debería tener el control, ya que muchas veces se trata de tratamientos que necesitan un mantenimiento de forma periódica.

Esto se debe a las características biológicas de las especies, así que para empezar, os recomendamos que visitéis los siguientes enlaces que corresponden a dos entradas en nuestro blog publicadas anteriormente.

En el primero entenderéis mejor de qué especies hablamos y porqué es importante conocer la biología de la plaga a la que nos enfrentamos. En el segundo enlace, por otra parte, descubriréis la metodología que utilizamos y sus características. Un método que consideramos limpio, efectivo y seguro ante todo.

Desratización: Cajas Portacebos

Ahora bien, después de haber leído la información anterior, puede surgir una duda, y es la que nos ha llevado a escribir este artículo

¿Cada cuando debería realizarse la desratización o control de roedores?

Para ello hemos querido diferenciar varias situaciones o condiciones, teniendo en cuenta las características concretas de la plaga y las condiciones en las que nos podemos encontrar.

Puede pasar, para empezar, que nos encontremos que ha aparecido un ratón de forma espontánea. Quizás hemos visto sólo uno o dos y nunca los habíamos visto antes. En este caso, un tratamiento de choque puede ser suficiente. Nuestros técnicos colocarán las cajas portacebos en las zonas que consideren adecuadas y las dejaran unos 15 días, para que los animales coman el cebo.

Pasados esos días se hará una revisión y se recogerán las cajas portacebos. Se trata de una situación en la que probablemente hayan aparecido los roedores por casualidad, y nos interesará erradicar el problema antes de que vaya a más

Los roedores se reproducen con facilidad, por lo que muchas veces será necesario tener un mantenimiento periódico para controlar el problema

¿Pero, que pasa si vivimos en una comunidad cerca de un descampado, o tenemos un local donde se vende o almacena comida?

En estos casos el tratamiento descrito anteriormente podría no ser suficiente, y quizás el veneno se acabe antes de eliminar a todos los roedores. En este caso contamos con contratos en los que periódicamente, se revisa y se realiza el mantenimiento de las cajas portacebos. Estas visitas se pueden realizar cada mes o cada dos meses.

La explicación a esto es sencilla: los roedores tienen un ciclo biológico rápido, de forma que son capaces de reproducirse en cuestión de pocos meses. De esta forma, si no se realiza un seguimiento adecuado, es posible que puedan dar nuevas camadas y por lo tanto, que no se termine de eliminar el problema. Por eso muchas veces se descarta realizar un mantenimiento cada 4 o 5 meses: podría ser demasiado tarde.

Para un restaurante o un local que contenga comida, puede ser necesario realizar intervenciones mensuales

Sobre si es mejor una visita al mes o una cada dos meses, puede depender de nuestros intereses. Si tengo un local o un bar, quizás es mejor tener el servicio mensual para asegurarme que no me llevo ninguna “sorpresa”, mientras que si vivo en una comunidad, quizás una visita cada dos meses sea suficiente si el problema no es demasiado grande y se puede controlar bien. En este caso, es importante contar con un técnico experimentado que valore la situación a la que nos enfrentamos.

Después de toda esta explicación, esperamos que te haya quedado más claro algunos conceptos sobre la desratización, y por qué puede ser necesario a veces realizar un seguimiento. Recuerda que para cualquier duda o petición, puedes llamar al 977 231 247 o escribir un correo a info@sedesa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

6.426 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress