Mordeduras de ratas

Por todos es sabido que las ratas son portadoras de parásitos y vectores de enfermedades, así como de parásitos que pueden presentar incidencia en los humanos.

Cráneo de rata

Los dos pares de incisivos de los roedores, uno superior y otro inferior están en la parte anterior del morro y son más resistentes que el hierro. La parte más débil de la mandíbula se encuentra alejada de la zona de mordedura. Los incisivos crecen por encima de los 0,4mm. por día, creciendo los inferiores más rápido que los superiores. Es por eso que los roedores tienen la necesidad de estar royendo en todo momento para evitar que el crecimiento de los incisivos inferiores atraviesen la parte superior del morro.

Dientes de rata

Dientes de rata

La dentadura no es solamente afilada, sino que la mordedura puede ser increíblemente problemática. Las ratas pueden ejercer una presión superior a 482bar a modo de comparación la presión humana es de aproximadamente de 1bar. pudiendo roer por encima de 6 veces por segundo.

A parte del daño que pueden ocasionar las mordeduras de ratas, pueden transmitir “fiebre por mordedura de ratas”, por la presencia de microorganismos en la cavidad bucal como Streptobacillus moniliformis o Spinillum minus. Estas mordeduras también pueden requerir cirugía reconstructiva o reparadora, daño psicológico y otras consecuencias que afectan al estado de salud de la persona afectada.

En países como Brasil, se realizó un estudio de la incidencia de mordeduras por ratas, que determinó que sobre 426 personas mordidas, el 33,09% correspondió a niños de 0 a 5 años y el 13,84% niños entre 5 y 10 años. Los factores de riesgo que se establecieron en este estudio fueron la edad y estado de indefensión, presencia de alimento y los desequilibrios en las poblaciones de roedores que llevaran al padecimiento de hambre provocando que las ratas instintivamente se defendiesen agresivamente si se sentían atacadas.

Mordedura de rata

Mordedura de rata

Los cuidados inmediatos para las mordeduras deben ser:

  • Lavar la herida con agua a presión y jabón, pero sin restregar (ya que si se restriega, se ocasionarán moratones en el tejido).
  • Si la mordedura o el rasguño sangran, aplicar presión con un vendaje limpio o una toalla para detener el sangrado.
  • Secar la herida y cubrirla con una venda de gasa estéril, pero no usar cinta adhesiva o vendajes fuertes.
  • Ir al médico y determinar si necesita tratamiento adicional o no, como antibióticos.
  • Si es posible, localizar al animal que ocasiona la lesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

6.426 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress