¡No pierdas la cabeza en San Valentín!

San Valentín es una fecha para los enamorados. Bombones, flores y regalos hacen un día en el que probablemente gastes más de la cuenta (si bien la fiesta parece más popular en el continente americano). Así que seguramente, os estaréis preguntando…

¿Qué tiene que ver San Valentín con los insectos?”

Bien, la respuesta es más sencilla de lo que creéis. Y es que hemos querido profundizar en una de las especies más curiosos del mundo animal: la mantis religiosa. Y concretamente, en un aspecto particular, y es que de todo el mundo es sabido que cuando las mantis están realizando la cópula, la hembra suele comerse la cabeza al macho, que puede incluso continuar copulando sin la cabeza.

Hemos querido entender porqué pasa esto y qué sentido tiene dentro del contexto de la especie. Así que si tenéis curiosidad, ya sabéis: ¡seguid leyendo!

wild-1681187_1920

 

Antes de nada, queríamos saber si este hecho pasa en todos los machos, o sólo son algunos pocos los que tienen que sufrir el fatal desenlace, así que empezamos a buscar información

Parece ser que esto pasado más en el laboratorio, pero no tanto en el medio natural. Así que nuestra pregunta es…

 

¿Porqué pasa esto?

Para ello intentamos indagar en qué hay detrás del canibalismo sexual. Lo que encontramos en wikipedia fué lo siguiente:

praying-mantis-1279754_960_720“Numerosos modelos explicativos apuntan hacia un escenario de competencia o conflicto de intereses entre los sexos. Así, los casos que acontecen previamente al apareamiento, suele explicarse bien, como una decisión parte del proceso de búsqueda de fuentes alimenticias (en inglés, foraging) propio de las especies cuya agresividad ha sido favorecida por la selección natural.

Otros modelos explicativos de este comportamiento apuntan a que las hembras seleccionan a los machos copulando por ser más fácilmente accesibles en ese momento como alimento que cualquier otro macho. En cualquier caso, canibalismo y apareamiento no son comportamientos exclusivos y en muchas ocasiones, el macho es devorado después de la cópula. Este aporte de alimento para la hembra tendría un efecto significativo para su disponibilidad al apareamiento y al desarrollo de su descendencia.”

Sí, hay mucha información de golpe, pero vamos a intentar resumirla para aclararlo:

Entendemos que hay un conflicto de intereses cuando el macho y la hembra no quieren lo mismo. La reproducción es un ejemplo dónde esto suele pasar. Para el macho, reproducirse es poco costoso, mientras que en la mayoría de especies la hembra hace un gran esfuerzo (por ejemplo, no nos olvidemos de la lactancia y el embarazo en el caso de los mamíferos). 

Entonces entendemos que macho y hembra muchas veces tendrán intereses diferentes, aunque el objetivo sea reproducirse.

Entendemos también que en algunas especies, al agresividad está a la orden del día. Podría ser el caso de la mantis, donde la selección natural favorece a aquellos especímenes más agresivos.

praying-mantis-221007_960_720

¿Pero es siempre así en todas las especies? Para entenderlo mejor pensemos en un conejo y veremos rápidamente que se trata del caso opuesto. En esta especie la selección natural (es decir, la evolución) ha favorecido los conejos más rápidos y que huyen a tiempo. Pero en la mantis parece ser que no. Cómo en las mantis, las más agresivas son las que más sobreviven, se ha beneficiado el canibalismo sexual.

También podría ser que de esta forma, se seleccionasen los machos más fuertes. Si un macho no se deja comer la cabeza y no muere, podrá volver a reproducirse, por lo tanto tendrá más hijos. De esta forma, los descendientes serán también más fuertes y agresivos.

Además, podría ser que el hecho de comerse al macho favoreciese a la hembra, que tendría nutrientes nuevos. ¡De hecho, en un estudio etológico de la especie de mantis Tenodera aridifolia sinensis reveló que cerca del 63 % de la dieta de las hembras se basa en especímenes machos! Es un porcentaje más que alto, ¿no?

Aunque la respuesta no es fácil, hay varias cosas que nos han ayudado a entender porqué podría pasar esto. Y para terminar el artículo, un interesante vídeo sobre el tema. Si sois aprensivos… quizás mejor no lo miréis 😉

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

6.426 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress