Procesionaria del pino

ELIMINACIÓN DE PROCESIONARIA EN TARRAGONA 

Reus, Valls, El Vendrell, Montblanc, Falset, Móra d’Ebre, Gandesa, Tortosa, Amposta

La procesionaria del pino es posiblemente la plaga más conocida por parte de los habitantes de las áreas urbanas tanto por la facilidad con que se pueden identificar los característicos bolsones de color blanco en los árboles atacados como por las típicas procesiones de orugas, de molestos efectos urticantes sobre las personas y animales domésticos.

Procesionaria

Oruga Procesionaria del pino

El causante de esta plaga es un lepidóptero conocido científicamente como Thaumrtopoea Pityocampa. Como todos, pasa por las conocidas fases de huevo, oruga, crisálida y mariposa.

Las mariposas de esta especie son de color gris ceniza de unos 4-4,5cm. de envergadura alar y se las puede ver revoloteando por los focos luminosos en las noches estivales. El inicio del vuelo tiene lugar a finales de junio en las zonas frías de montaña y aproximadamente un mes más tarde en las zonas cálidas y se prolonga hasta mediados de septiembre. La vida de las mariposas es muy breve, normalmente de unos 3 días y, una vez efectuado el apareamiento, efectúan las puestas en las acículas de los pinos y cedros, en forma de un característico canuto de color marrón claro de unos 3-4cms. de longitud, que es fácil observar en pinos jóvenes o en las ramas bajas de los adultos.

Thaumetopoea Pityocampa

Mariposa Procesionaria

El nacimiento de las orugas se produce al cabo de unas 5 semanas de efectuada la puesta, en su mayor parte durante los meses de agosto y septiembre y se hace patente por la presencia de grupos de acículas secas roídas por las jóvenes orugas. Éstas se desplazan de forma gregaria de un punto a otro del pino y cuando se inician los fríos comienzan a tejer el típico bolsón que las protegerá de las bajas temperaturas hibernales.

Las orugas pasan por cinco estadios evolutivos y cuando han completado su desarrollo, hacia los meses de febrero-marzo, inician las procesiones de enterramiento buscando un lugar adecuado para enterrarse y tejer un capullo de color marronoso en el interior del cual efectuarán la crisalidación.

La emergencia de las mariposas, como se ha indicado anteriormente, se produce de finales de junio a primeros de septiembre, iniciando un nuevo ciclo de la plaga. A destacar que una parte de las crisálidas, a veces en un elevado porcentaje, tardan o o más años en avivar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

6.426 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress