Ratas y Ratones: Una especie superviviente

RATAS Y RATONES EN TARRAGONA (Reus, Valls, El Vendrell, Montblanc, Falset, Móra d’Ebre, Gandesa, Tortosa, Amposta)

La historia de las ratas en la Humanidad se remonta a miles de años atrás. Son una especie que ha perdurado a multitud de calamidades y su población en la Tierra es mayor que la de humanos.  Las ratas y ratones, de entre todos los animales que se “instalan” en los edificios, son de los que más problemas económicos y sanitarios causan.

Mus musculus

Ratón

Se han sabido adaptar a los cambios que ha introducido la sociedad en su “modus vivendi” y ha seguido a los seres humanos allí donde han ido. Para ello, ha hecho uso de sus dotes de nadadora, capaz de cruzar ríos a nado o bucear. También recurre a otros medios de locomoción como es el caso de las bodegas de los barcos. No es lo mismo que los camarotes, pero ya se sabe, lo importante es llegar.

Los problemas sanitarios que causa también son motivo para prevenir y evitar su presencia. Quizás la enfermedad que más familiar nos resulta es la peste, transmitida por la picadura de la pulga que parasita la rata. pero además existen otras enfermedades menos conocidas, como la leptospirosis o la salmonelosis, que también pueden ser transmitidas por los roedores.

ROEDORES

Clases de roedores

La rata negra, procedente de la India, invadió Europa en la Edad Media, llevando consigo los gérmenes que provocaron grandes pestes. La rata de alcantarilla, llegada de Asia central en el siglo XVIII, la relegó a los desvanes.

Además, hay otro daño, no menos importante, que es la alarma social que provoca la presencia de estos animales compartiendo nuestras calles y casas.

Rattus Rattus

Rata Negra

Su convivencia entre nosotros posibilitó que los gatos fueran animales divinizados por los egipcios en la Antigüedad, por su efectividad en dejar las ciudades limpias de roedores.

Los roedores viven de 2 a 5 años, pero su gran velocidad de reproducción hace que su población aumente muy rápidamente. El ratón puede reproducirse desde la edad de seis semanas y se reproduce entre 4 y 8 veces al año, pariendo entre 8 y 10 crías. Una sola pareja puede ser capaz de generar una descendencia de alrededor de 800 individuos en un año.

Las ratas y los ratones se alimentan de semillas, frutas, hortalizas, pan y materias grasas. Para hacer su nido o abrirse paso, las ratas y los ratones roen toda clase de materiales: jabón, papel, tela, madera, caucho y placas aislantes. La rata común llega a roer el plomo, la hojalata y el hormigón.

Rattus norvergicus

Rata Gris / Rata de Alcantarilla

Pero ¿qué es lo que las hace tan “especiales” para sobrevivir durante siglos, sin perecer a todo lo que se ha inventado para acabar con su vida? Vamos a hacer una descripción de los sentidos de los roedores para intentan comprender su capacidad de adaptabilidad y supervivencia en todas las sociedades:

Olfato: es el sentido más importante. Con él pueden diferenciar entre los miembros de sus colonias y los que no lo son, para saber si un extraño es más fuerte o más débil, para reconocer los alimentos, etc. También lo utilizan para atraer sexualmente a los machos en tiempo de apareamiento. Utilizan la orina para marcar su territorio, así como los trayectos que realizan.

Tacto: este sentido, junto con el del olfato, es el que les guía en sus desplazamientos y exploraciones. Principalmente se realiza mediante los pelos de los bigotes.

Patas de una rata negra

Patas de una rata negra

Gusto: está muy desarrollado. Los roedores pueden distinguir entre los sabores dulce, amargo, ácido y salado. Pueden comer todo aquello que come una persona.

Oído: es muy fino. Son capaces de percibir ultrasonidos que el oído humano no percibe.

Vista: no perciben los colores, pero son muy sensibles a la captación del movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

6.426 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress