¿Joyas preciosas? No, ¡insectos brillantes!

Aunque muchos de los insectos que vemos pueden causar repulsión (no es mi caso, pero si el de mucha gente), existen en el mundo una gran cantidad de insectos. Esto se debe a que son unos de los animales con más éxito: se adaptan fácilmente a todos los medios aprovechando cualquier oportunidad y se reproducen con facilidad. Y es que, solo con las especies de escarabajos, ¡suman la friolera de 350.000 especies!

Y es normal que entre toda esta cantidad de animales, haya algunos que destacan por su belleza. Si, amigos, el post de SEDESA para esta semana trata sobre aquellos insectos que bien podrían presentarse a un concurso de mister o miss insecto. Pero en algunas ocasiones la foto tiene  truco, lo admito. Hemos seleccionado hoy las mejores imágenes que hemos encontrado, con la historia que hay detrás de cada foto para que entendáis cómo se ha conseguido la imagen.

Empezamos con los escarabajos tortuga. Una subfamilia de escarabajos que reciben el nombre por su forma redondeada y que además suelen mostrar unos colores metalizados parecidos al oro.  Pueden cambiar de color rápidamente regulando la cantidad de líquido que hay entre las dos cutículas de su caparazón, lo que hace variar la refracción de la luz que incide sobre ellos. Sin duda, unos animales sorprendentes y una alegría para la vista. .

Tranquilos, las imagenes que veréis ahora tienen truco. Para conseguirla David Chambon estuvo durante un tiempo fotografiando insectos recubiertos del rocío de la mañana. El resultado es sin duda precioso, y si de por sí el insecto ya nos parece bonito, con el efecto del agua la imagen se convierte en algo magnífico. Y más teniendo en cuenta que el fotógrafo no es profesional…  Sigue leyendo